lunes, 26 de febrero de 2018

SILLA DE ESTILO ISABELINO

¿Te ha gustado? ¡Compártelo ahora!


Esta pareja de sillas se encontraban en este estado, una estaba pintada y la otra en su color original
Las trajeron al taller para dejarlas en el mismo estado, es decir, pintar la que aún estaba en tono caoba.

Lo primero fue arreglar un desperfecto, se había roto y la habían pegado no con mucha fortuna, ya que presentaba un importante desnivel. Dada la dificultad para despegar y llevar al sitio encolando nuevamente, decidimos igualar rasando la pieza. usamos lija con sumo cuidado.
Una vez disimulado, tapamos la rejilla que tiene que quedar en su tono natural, preparamos para imprimar, imprimamos y comenzamos a pintar. Aquí la dificultad reside en que tenemos que sacar el mismo tono de la que ya venía pintada y decapada.






 Una vez pintada, decapamos y protegemos con cera natural de abeja, que también aplicamos a la otra silla.

2 comentarios:

  1. El blanco siempre tiene ese efecto rejuvenecedor sobre los muebles clásicos pero sin desentonar con su estilo.
    Os ha quedado ideal.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      Estamos muy contentas con el resultado, la dificultad radicaba en que la otra no la habíamos pintado nosotros y había que sacar el mismo tono.
      Bts

      Eliminar