jueves, 19 de mayo de 2016

DECOUPAGE EN UNA SEMILLA DE JACARANDA

¿Te ha gustado? ¡Compártelo ahora!




Haciendo pruebas constantemente cuando hay un mínimo minuto de descanso
Materiales, diferentes, soportes diferentes y resultados satisfactorios
Evidentemente esto no es restauración, es acabado decorativo, aunque muchas personas lo llamen incorrectamente... Restauración


                                          


Hoy vamos a usar una semilla de un àrbol para hacer una prueba de acabado decorativo. Es algo muy rápido y muy fácil de hacer




Necesitamos una semilla, pintura, una servilleta, cola de decoupage, barniz y cera

Pintamos la semilla por ambas caras y un poco entre las dos partes que la forman. Elegimos un tono blanco roto.
Aplicamos la parte de la servilleta elegida y una vez pegada y seca el barniz y luego la cera.
Acabamos dando unos reflejos muy sutiles en cremas de dorar tono oro viejo.
Este fue el resultado


Antes y después de una semilla de jacaranda que podemos usar para hacer un broche, un collar, decorar una caja, una lata... en fin, lo que queramos.





3 comentarios:

  1. Vivo en una avenida rodeada de jacarandas, para horror de mi pobre marido alergico, asi que no me va a faltar materia prima para este tipo de trabajos. ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Me encantas las jacarandas. Comprendo a tu marido, yo también tengo problemas de alergias y es horroroso.
    La verdad es que con esas semillas que son muy bonitas se pueden hacer un montón de cosas
    Bts

    ResponderEliminar
  3. Me encanta. No se me hubiera ocurrido nunca utilizar una semilla de jacaranda para un decoupage. Como siempre, me sorprendes. Bts

    ResponderEliminar